01

Bloques de tierra comprimida

Descripción y características

Aplicaciones del producto

Proyecto. Justificación del CTE

Recepción de producto

Uso y mantenimiento

Información complementaria

Proyecto. Justificación CTE

Las soluciones constructivas con BTC se consideran “soluciones alternativas” por no estar contempladas en los DB del CTE.

A continuación, se desarrollan algunos aspectos de los BTC para justificar en el proyecto el cumplimiento de las exigencias básicas  (ver Anejo 2) establecidas en los siguientes DB:

  • DB SE Seguridad estructural y DB SE-F Fábricas (en caso del uso del BTC en fábrica estructural).
  • DB SI Seguridad en caso de incendio.
  • DB HE Ahorro de energía.
  • DB HR Protección frente al ruido.
  • DB HS Salubridad.

En el caso de fábricas de BTC estructurales que queden incluidas en el ámbito de aplicación del DB SE-F, se deberá justificar el cumplimiento de este DB.

Las prestaciones a declarar de las piezas con requisitos estructurales, según la norma UNE 41410, son: la resistencia normalizada a compresión, la resistencia a flexotracción y la resistencia de la adherencia a cortante. La resistencia de la adherencia a cortante de la pieza en combinación con un tipo específico de mortero acorde con la norma UNE-EN 998-2:2018, debe declararse en base a ensayos conforme a las normas UNE-EN 1052-3:2003 y UNE-EN 1052-3:2003/A1:2008. La resistencia de la adherencia a cortante dependerá del bloque, del mortero y también del trabajo del operario.

Referencias sobre seguridad estructural

Información sobre parámetros estructurales para el diseño y el cálculo estructural, así como para su justificación:

  • BTC macizo, resistencia a la compresión: 6,73 MPa, resistencia a la flexión: 1,31 MPa.
  • BTC macizo con ranuras, resistencia a la compresión: 3,74 MPa, resistencia a la flexión: 0,63 MPa. Consultar

La fábrica de BTC debe alcanzar una resistencia al fuego y presentar una clase de reacción al fuego según lo exigido en el DB SI.

En los BTC diseñados para ser utilizados en elementos con requisitos de resistencia al fuego, se debe declarar la clasificación de reacción al fuego acorde con la norma UNE-EN 13501-1, según establece la norma UNE 41410:2023.

Referencias sobre resistencia al fuego

Valores declarados de soluciones de BTC:

  • Ensayos de muros con BTCe de tierra-cemento y muros con BTCe con fibras de papel y, en su caso, otros agentes estabilizantes suplementarios, revestidos/sin revestir. Espesor del bloque sin revestir: 11 cm; revestido por las dos caras: 15 cm. Resistencia al fuego: 120 minutos. Consultar

    En la sección HE 1, para el control de la demanda energética, se establecen los valores límite de transmitancia térmica (U) de los muros en contacto con el aire exterior, en función de la zona climática de invierno. Estos valores límite varían entre 0,70 W/m2K en la zona A y 0,37 W/m2K en la zona E.

    Para cumplir las exigencias del DB HE, en general, los muros de BTC deberán contar con capas adicionales, como aislantes térmicos. En el caso de BTC de baja conductividad térmica y espesores adecuados podrán alcanzarse dichas exigencias.

    Una de las mayores ventajas de los BTC es su capacidad para absorber e irradiar energía solar en forma de calor. Por ello, en climas fríos se recomienda orientar la construcción en la parcela de forma que se aproveche al máximo la energía solar pasiva, y combinar esto con elementos de diseño energéticamente eficientes, tales como muros de inercia de BTC, muros Trombe o parietodinámicos de BTC y suelos de alta inercia térmica, todo ello acompañado de protecciones solares para el verano.

    Gracias a la capacidad de almacenar energía y a su bajo coeficiente de transmisión térmica, los muros de BTC favorecen la inercia térmica y con ello el desfase térmico entre el exterior y el interior. En la medida en que el clima sea más cálido se deberá reducir su espesor o introducir mecanismos de protección solar que limiten las ganancias térmicas para asegurar  las condiciones de confort al interior.

    Referencias sobre propiedades térmicas

    Análisis de parámetros térmicos  e informes de ensayos de soluciones con BTC:

    • BTC de suelo residual granítico y cenizas volantes. Muro de 12,5 cm de espesor. U: 2,38 W/m2 ºC. Consultar
    • Muro de BTCe de una hoja, de espesor igual a 40 cm, U: 1,6 W/m2 ºC. Muro de BTCe estabilizados a base de cal y fibras de cáñamo (de baja conductividad, λ: 0,19 W/mºC) de espesor igual a 30 cm, U: 0,57 W/m2 ºC. Consultar
    • Muro de BTCe de una hoja, de espesor igual a 30 cm, U: 0,81 W/m2 ºC. Muro de BTC de una hoja, de espesor igual a 14 cm, U: 1,04 W/m2 ºC. Consultar
    • Muro de BTC de 40 cm de espesor. U: 1,6 W/m2 ºC, capacidad calorífica 419 KJ/m2ºC. BTC: conductividad: 0,879 W/m ºC, calor específico: 2.050 J/kg ºC. Consultar

    La técnica de construcción con BTC apareció en Europa a principios del siglo XIX de la mano de François Cointeraux. La tierra húmeda se comprimía con los pies en un molde de madera. Esta técnica alcanzó su expresión mundial con la creación de la primera prensa metálica, en Colombia, a mediados del siglo XX, llamada CINVA-ram, y es una de las técnicas de construcción con tierra más utilizadas en la actualidad.

    El BTC se puede fabricar in situ si se encuentra tierra adecuada, a profundidades de entre 20 y 30 cm por debajo de la capa fértil superficial, a poca distancia de la obra.

    Deben rechazarse las tierras que contengan materia orgánica en cantidad mayor o igual del 2 %, o sales solubles en contenido mayor del 2 %. En el caso de utilizar estabilizantes como el cemento, cal o yeso, la suma de los porcentajes de todos ellos debe ser menor o igual al 10 % de la masa en seco del BTC. Las principales características de la tierra se definen por los siguientes aspectos: granulometría (no deben admitirse tierras con un contenido de arcillas menor del 10 %), plasticidad y tipo de arcilla. Es recomendable que la granulometría y la plasticidad cumplan los criterios establecidos en  la norma UNE 41410:2023.

    La estabilización de la tierra que forma los bloques puede ser de diferentes tipos:

    • Química: mediante la adición de un producto a la tierra que modifica su estructura granular, dotándola de cohesión o disminuyendo la excesiva plasticidad; ejemplos de estabilizantes químicos: aceites naturales, silicatos de sosa y orina, resinas acrílicas, ácidos húmicos, yema de huevo, productos puzolánicos, cal viva o apagada de naturaleza aérea, cales hidráulicas naturales o artificiales, cementos naturales o artificiales, yesos, resinas.
    • Física: mediante la adición de un producto a la tierra que modifica las sus propiedades físicas; ejemplos de estabilizantes físicos: estabilización granulométrica, con mezcla de suelos naturales, o estabilización con fibras (mejoran el reparto de tensiones, pudiendo incrementar la resistencia a flexión y a cortante y ayudan a evitar la retracción).
    • Mecánica: mediante una acción mecánica que modifica la compacidad de la tierra; puede ser estática, dinámica o mixta (proyección, amasado).

    El bloque se forma introduciendo la mezcla preparada, de tierra, agua y otros componentes, en un molde, en el que se somete a una alta fuerza de compresión que la compacta (aproximadamente entre 2 MPa y 15 MPa), dando origen a un bloque macizo con suficiente cohesión. El bloque se deja secar durante un período aproximado de 4 a 6 semanas para alcanzar su máxima resistencia a la compresión, momento en el que se puede utilizar. La resistencia del bloque, al igual que el hormigón, sigue creciendo durante un período de varios meses o años.

    Durante su fabricación, las emisiones de carbono son reducidas, al no implicar un gran uso de energía ni la creación de residuos.

    Los BTC se clasifican según los tipos siguientes:

    • Cara vista: con una de sus caras realizada para ser vista.
    • Ordinario: se utiliza para construir las partes macizas.
    • Accesorio: tiene una forma o estructura diferentes a la del bloque ordinario y se utiliza para la ejecución de encuentros particulares, como armados verticales, dinteles, etc.
    • Macizo: presenta como máximo un 15 % de huecos.
    • Aligerado: con densidad aparente seca menor o igual a 1.200 kg/m3.
    • Para armar: con huecos o rebajes superficiales preparados para ser armado con elementos metálicos u orgánicos; el hueco debe permitir un recubrimiento adecuado.
    • Para colocación en seco: con entrantes y salientes suficientes para que la transmisión de esfuerzos se realice en seco, total o parcialmente.

    La técnica de construcción con BTC apareció en Europa a principios del siglo XIX de la mano de François Cointeraux. La tierra húmeda se comprimía con los pies en un molde de madera. Esta técnica alcanzó su expresión mundial con la creación de la primera prensa metálica, en Colombia, a mediados del siglo XX, llamada CINVA-ram, y es una de las técnicas de construcción con tierra más utilizadas en la actualidad.

    El BTC se puede fabricar in situ si se encuentra tierra adecuada, a profundidades de entre 20 y 30 cm por debajo de la capa fértil superficial, a poca distancia de la obra.

    Deben rechazarse las tierras que contengan materia orgánica en cantidad mayor o igual del 2 %, o sales solubles en contenido mayor del 2 %. En el caso de utilizar estabilizantes como el cemento, cal o yeso, la suma de los porcentajes de todos ellos debe ser menor o igual al 10 % de la masa en seco del BTC. Las principales características de la tierra se definen por los siguientes aspectos: granulometría (no deben admitirse tierras con un contenido de arcillas menor del 10 %), plasticidad y tipo de arcilla. Es recomendable que la granulometría y la plasticidad cumplan los criterios establecidos en  la norma UNE 41410:2023.

    La estabilización de la tierra que forma los bloques puede ser de diferentes tipos:

    • Química: mediante la adición de un producto a la tierra que modifica su estructura granular, dotándola de cohesión o disminuyendo la excesiva plasticidad; ejemplos de estabilizantes químicos: aceites naturales, silicatos de sosa y orina, resinas acrílicas, ácidos húmicos, yema de huevo, productos puzolánicos, cal viva o apagada de naturaleza aérea, cales hidráulicas naturales o artificiales, cementos naturales o artificiales, yesos, resinas.
    • Física: mediante la adición de un producto a la tierra que modifica las sus propiedades físicas; ejemplos de estabilizantes físicos: estabilización granulométrica, con mezcla de suelos naturales, o estabilización con fibras (mejoran el reparto de tensiones, pudiendo incrementar la resistencia a flexión y a cortante y ayudan a evitar la retracción).
    • Mecánica: mediante una acción mecánica que modifica la compacidad de la tierra; puede ser estática, dinámica o mixta (proyección, amasado).

    El bloque se forma introduciendo la mezcla preparada, de tierra, agua y otros componentes, en un molde, en el que se somete a una alta fuerza de compresión que la compacta (aproximadamente entre 2 MPa y 15 MPa), dando origen a un bloque macizo con suficiente cohesión. El bloque se deja secar durante un período aproximado de 4 a 6 semanas para alcanzar su máxima resistencia a la compresión, momento en el que se puede utilizar. La resistencia del bloque, al igual que el hormigón, sigue creciendo durante un período de varios meses o años.

    Durante su fabricación, las emisiones de carbono son reducidas, al no implicar un gran uso de energía ni la creación de residuos.

    Los BTC se clasifican según los tipos siguientes:

    • Cara vista: con una de sus caras realizada para ser vista.
    • Ordinario: se utiliza para construir las partes macizas.
    • Accesorio: tiene una forma o estructura diferentes a la del bloque ordinario y se utiliza para la ejecución de encuentros particulares, como armados verticales, dinteles, etc.
    • Macizo: presenta como máximo un 15 % de huecos.
    • Aligerado: con densidad aparente seca menor o igual a 1.200 kg/m3.
    • Para armar: con huecos o rebajes superficiales preparados para ser armado con elementos metálicos u orgánicos; el hueco debe permitir un recubrimiento adecuado.
    • Para colocación en seco: con entrantes y salientes suficientes para que la transmisión de esfuerzos se realice en seco, total o parcialmente.